4 ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS QUE DEBES VISITAR EN PERU



Lo que muchos buscamos en nuestras vacaciones o días libres es desconectarnos de la computadora, del celular, del tráfico, del caos, y lograr conectarnos con nosotros mismos y encontrar algo de paz en la naturaleza. En nuestra experiencia, los mejores lugares para encontrar esta paz son las áreas naturales protegidas.

En este post te dateamos 4 áreas naturales protegidas que seguro aún no conoces y que a nosotras nos dejaron impresionadas. Antes de empezar, te recordamos que estos lugares son tan bellos como frágiles, por eso te pedimos que cuando los visites te informes, seas responsable y sigas las indicaciones de los guardaparques o guías.

1. Zona Reservada Illescas en la provincia de Sechura, Piura.



Esta es una de nuestras áreas favoritas y muy pocos saben de su existencia. Es un lugar con playas realmente mágicas en donde puedes ver animales que no se ven todos los días. Nosotras tuvimos la suerte de observar lobos de mar, zorros, flamencos, pingüinos, piqueros de patas azules, y lo más sorprendente fue ver a un grupo de más de 30 cóndores volando cerca a nosotras. Acampamos 2 noches dentro del área y una de ellas vimos algo impresionante, fue como ver un cielo lleno de estrellas en el mar: ¡bioluminiscencia! Para cerrar con broche de oro, el último día llegamos a una playa llena de sand dollars (competimos por quién encontraba el más bonito, nadie ganó porque todos eran preciosos), nos bañamos en el mar que tenía la temperatura perfecta y nos despedimos de este paraíso.

¿Cómo llegar?

Lo primero que tienes que hacer para ir a este lugar es contactarte con la jefatura de la Zona Reservada y pedir permiso (puedes llamarlos al número 073 – 321668 o escribirles a aaguirre@sernanp.gob.pe).

Una vez que la jefatura te dio el permiso, contáctate con Pablo Martínez (llámalo al 968 409 558 o al 982 020 614). Él es un ex guardaparque voluntario que ahora trabaja como guía en la zona. Él no solo te ayudará a llegar al lugar (llegar solo es casi imposible), además te mostrará las joyas del área y te dirá qué zonas dentro de ella pueden ser visitadas, qué distancia debes tomar de los animales, etc.

Cuando ya tengas todo coordinado, compra todo lo que necesites para el campamento (adentro nadie te venderá comida o agua), recoge a Pablo de Sechura (no te olvides que debes ir con un carro con doble tracción) y recorran juntos el camino. Serán 3 días de paz y tranquilidad.

Recuerda que este ecosistema es sumamente frágil, así que sigue todas las indicaciones de Pablo y no te acerques mucho a los lobos ni a los cóndores.



2. Parque Nacional del Río Abiseo en la provincia de Mariscal Cáceres, San Martín.

La mayoría de personas saben de la existencia de este parque nacional porque dentro de él está el complejo arqueológico del Gran Pajatén, pero pocos lo han visitado. Aunque no está permitido visitar este complejo, la zona turística del área es también impresionante. Este destino se caracteriza por ofrecer más aventura que ninguno otro, desde que tomas el bote en Juanjui, hasta que llegas de vuelta cansado pero habiendo tenido una de las mejores experiencias. En el camino nosotras no nos atrevimos a parpadear, pues sin danos cuenta estábamos navegando por un rápido en el río. Al llegar al albergue (recomendamos el de Nikolov Pioneros o acampar en el Puesto de Control el Churo del SERNANP) nos pusimos ropa de baño y nos fuimos a disfrutar. Primero exploramos la cueva de los franceses (es una caminata algo fuerte de un poco más de una hora para llegar), vimos murciélagos y nos sumergimos en la oscuridad absoluta. Más tarde disfrutamos de la quebrada El Churo, un lugar con un paisaje diferente, un río transparente y encañonado. Finalmente nos divertimos en los chorros de las cataratas y en sus pozas turquesas con aguas cristalinas. Nuestra ropa estuvo húmeda durante tres días seguidos y olíamos a abombado, pero las aventuras que tuvimos fueron únicas.

¿Cómo llegar?

Contáctate con la empresa Tesoros del Gran Pajatén (puedes llamarlos al 956 144 003) y coordina fechas con ellos. Una vez que hayas definido fechas cómprate un pasaje en avión a Tarapoto. En Tarapoto anda al terminal de Turismo Cajamarca o Pizana Express y toma un carro hacia Juanjui (debe costar entre 20 y 25 soles). Una vez en Juanjui los amigos de Tesoros del Gran Pajatén se encargarán de que tengas la mejor aventura.

Te recomendamos que visites el Puesto de Control El Churo y aprendas un poco más conversando con los guardaparques del lugar, ellos saben mucho sobre las plantas y animales de la zona.

No te olvides de que estarás dentro de un parque nacional, no te lleves nada del área y no dejes ningún residuo tampoco.

3. Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas en la provincia de Yauyos, Lima.

La Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas es uno de los destinos preferidos por los limeños en los fines de semana largos y con mucha razón, pues los paisajes que se encuentran aquí son únicos en el país. Este destino está en la lista porque creemos que hay algunas actividades que se pueden hacer aquí que aún no muchos conocen. Nosotras empezamos nuestra mañana con nuestros amigos de la Asociación de Turismo de Laraos . Ellos nos recibieron con los brazos abiertos y nos llevaron a los impresionantes andenes de Laraos a cosechar ocas y papas nativas. Luego nos invitaron un almuerzo delicioso con los tubérculos que habíamos cosechado. En Huancaya fuimos al hospedaje familiar La Casa de “Papá Estelo” .  Aquí la familia Lara nos hizo sentir como si estuviéramos en nuestra propia casa: Estela y Teófilo nos contaron sus historias y Eli, su hija, nos llevó a ordeñar a sus vacas y nos enseñó a preparar queso. Estas son solos dos de las muchas actividades diferentes que se pueden hacer en la reserva.

¿Cómo llegar?

Nuestra primera recomendación es que compres una guía de Nor Yauyos Cochas. Es un destino muy diverso que puedes visitar en tu propio transporte (no necesitas doble tracción). Nuestra guía favorita es una que hicieron unos amigos, Diego Zimmermann y Tito Cornejo.

Luego, llena un carro y toma la carretera Panamericana Sur hasta Cerro Azul. Ahí toma el camino hacia Cañete, sigue hacia Lunahuaná y luego sigue al lado del río hasta llegar a la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas. Está a aproximadamente 7 horas desde Lima, perfecto para un fin de semana largo de 3 días.

Acuérdate que lo más maravilloso de esta reserva (además del paisaje) es su gente, tómate un tiempo para escuchar sus historias y aprender más de ellos, los recordarás por siempre.

4. Parque Nacional Yanachaga Chmillén en la provincia de Oxapampa, Pasco.

Este parque nacional es de los menos conocidos y la verdad es que llegar a la estación biológica Paujil no es tan fácil. Este lugar es un paraíso en la selva, en donde el río turquesa es el protagonista. Nosotras tuvimos la suerte de visitarlo hace varios años con el curso electivo de ecoturismo en la universidad. Desde ese momento, nos quedamos enamoradas. Para llegar a Paujil tuvimos que caminar varias horas (dependiendo de qué tan lleno esté el río se debe caminar más o menos, por suerte las mochilas sí van en el bote). Una vez en la estación, las posibilidades son muchas. Nosotras nos bañamos en un río que es tan frío como limpio….¡Y lo pasamos más que bien!, hicimos competencia de nado, buceamos y nos tomamos muchas fotos. En ese viaje también hicimos una caminata (de poco más de una hora y media y mucha pendiente) hasta uno de los miradores más impresionantes que hemos visitado, desde donde puedes ver todo el bosque. No podemos olvidarnos de lo lindo que fue ver monos, tapires, y muchísimas especies de aves. Si eres amante de la fauna tienes que venir acá.

¿Cómo llegar?

Como les dijimos, no es tan fácil llegar, por eso les recomendamos que vayan con alguien que realmente conozca el lugar. Lo primero que debes hacer es comunicarte con Eduardo de la Cadena de Ulcumano Ecolodge  y coordinar un tour con él. Él lleva a grupos de mínimo 6 personas hasta la estación biológica Paujil y les muestra las maravillas del lugar.

Cuando ya hayas coordinado con Eduardo, toma un bus hacia Oxapampa (hay muchas empresas que te llevan: Lobato, Junín, etc.) o súbete al carro y maneja por la carretera central hasta Oxapampa. En Oxapampa llega a Ulcumano Ecolodge y desde ahí Eduardo se encargará de que no se te escape ningún ave en el camino.

Eduardo de La Cadena ha sido jefe del Parque Nacional Yanachaga Chemillén y conoce muy bien la zona. Te recomendamos que aprendas mucho de él y que sigas sus indicaciones, pues él sabe cómo se debe comportar uno frente a la fauna de ese lugar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *