Azpitia desde el balcón



Una alternativa para desconectarse de Lima y a la vez no irse tan lejos es visitar San Vicente de Azpitia, conocido como “el balcón del cielo” por la esplendida visión que proporciona del amplio valle de Mala. Azpitia es un lugar privilegiado por su cercanía a la capital sol, viñedos y por su geografía.

¿Como llegar a Azpitia?

Si contamos con movilidad propia es muy fácil llegar, desde Lima accedemos a la Panamerica Sur hasta el Km 80 tomando como destino la playa León Dormido en la que precisamente veremos una formación rocosa con forma de “león dormido”, que nos dará la bienvenida desde la carretera, existen dos peajes en el trayecto.

Seguimos por el desvío del puente, hacia la izquierda, que nos señala el acceso al distrito de San Antonio de Padua y continuamos aproximadamente 5 km hasta cruzar al pueblo de Santa Cruz de Flores, todo el recorrido es carretera pavimentada hasta aqui, luego existe un tramo de trocha que comunica San Antonio con Azpitia, un poco de movimiento y polvo en la carretera nos compenetrará con la naturaleza.



Podemos ir sin movilidad tomando colectivos desde el puente Atocongo que van al Distrito de Mala, bajar en San Antonio y tomar colectivos a Azpitia por la módica suma de 1 sol cincuenta.

Ya llegué, ahora?

Lo primero que disfrutamos al llegar es la vista de plantaciones y árboles frutales como la vid, manzanos, pacaes y lúcumos. Azpitia se caracteriza por fabricar muy buenos vinos y piscos, y podremos apreciar su elaboración in situ (directamente en el alambique).

Otra ventaja que notaremos es que Azpitia tiene sol todo el año (se recomiendo bloqueador solar en verano), y la visión del río Mala desde el lugar es alucinante, tanto que parece sacada de una postal, a ello se debe el sobre nombre de “balcón del cielo”, sólo es cuestión de buscar el paisaje que más nos guste y a tomar fotos desde su mirador natural.



La tranquilidad del lugar pondrá la cuota de sosiego a una caminata por los viñedos, o visita a las bodegas de pisco (el alambique más popular es el Sarkay), además se pueden apreciar algunos caballos de paso que hacen recorridos diarios por las calles del pueblo. Si gustan del trekking o paseos en bicicleta de montaña Azpitia es el lugar idóneo para estos deportes por sus variados cerros y áreas despobladas.

Me dió hambre…

El aspecto culinario es otro punto a favor de éste valle lleno de encanto, durante la temporada alta los visitantes exigentes están acostumbrados a probar excelentes potajes, destacando sus camarones, tamales y pisco, también son populares los platos con mariscos, cuyes y patos de casa, los restaurantes turísticos más conocidos son “El balcon del cielo” y “el Mayoral”, el precio de los platos oscilan entre 8 y 50 soles.

Azpitia se a convertido en un lugar de relax para los limeños durante los fines de semana, si se trata de desconectarse de la fría Lima por un domingo es uno de los destinos más cercanos, económicos y accesibles. Un lugar para disfrutar de sol todo el año, clima seco, estupendos paisajes, comerse un chupe de camarón y brindar con un pisco peruano, ¡salud!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *