City tour por la ciudad heroica – Tacna



En el sur del Perú es la última ciudad, pero no por ello deja de ser una de las más interesantes. Acompáñanos para descubrir sus encantos y todo lo que Tacna tiene que ofrecer.

Tacna no en vano es llamada la Ciudad Heroica. Por entre sus calles y plazas, ni bien se llega, se respira el orgullo y calidez de sus gentes, heredadas de quienes una vez defendieron los colores patrios en la infausta Guerra del Pacífico.

Una ciudad interesante, cosmopolita y definitivamente histórica, Tacna invita al viajero a conocer lo mejor de sus atractivos, los cuales te damos a conocer a continuación.



La Catedral

A simple vista, parece una típica iglesia colonial latinoamericana, pero en realidad es toda una obra de arte. Esta iglesia lleva, nada menos que la impronta del genial Gustave Eiffel, el ingeniero especialista en construcciones de fierro, ya que la construcción se encargó a una compañía francesa que este dirigía.

Hecha de piedra de cantería traída del cerro Intiorko, la construcción de la catedral se inició en 1875 quedando paralizada en la Guerra del Pacífico. Finalmente, se terminó su edificación en 1954.

Consta de 3 naves. En la principal se halla el altar mayor, hecho de mármol en la que reina la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad y San Pedro. En las paredes laterales se pueden apreciar hermosos vitrales con imágenes religiosas y símbolos cristianos, del alfa y omega, y otros que han sido atribuidos a los masones.



Museo Histórico Casa de Zela

Dirección: Calle Zela 542, Tacna.

Esta hermosa propiedad de estilo colonial con fachada de piedra de cantería, fue nada menos que el lugar donde vivió el prócer de la Independencia, Francisco Antonio de Zela. Este personaje fue quien dio el primer grito de independencia de la corona española en 1811.

En el Museo Histórico se exhiben diversas exposiciones, tales como de pintura y escultura. También se ha ambientado un museo arqueológico en donde se exponen piezas de cerámica, textilería, pesca y otros objetos de interés de culturas precolombinas.

También alberga fotografías de los mandatarios peruanos, pinturas, documentos y muebles de la época. Su valor histórico es de gran relevancia en la vida de los tacneños y del país.

El Museo Ferroviario

Dirección: entre las avenidas Dos de Mayo y Albarracín, Tacna.

Una hermosa construcción tan bien conservada que al ingresar en ella es como adrentarse en un túnel del tiempo hacia el siglo XIX, época de esplendor en el que el gobierno peruano inicia su belle epoque (gracias al apogeo del salitre) construyendo líneas férreas.

Desde este punto partía la línea férrea desde Tacna a Arica, la cual convirtió a la ciudad en una de las más importantes de América. Posteriormente, en la Guerra con Chile, sirvió para transportar soldados y luego a los caídos en combate.

El Museo Ferroviario ocupa ambientes perfectamente conservados arquitectónicamente. En sus tres salas se exhiben documentos históricos, fotografías, archivos periodísticos, cartas e informes de la época de la guerra y la ocupación chilena.

Destaca también un museo de piezas de repuesto y de uso ferroviario como lámparas, motores, maquinarias diversas, etc., y un área de maestranza a la que el visitante puede acceder y apreciar los ejemplares de los trenes a vapor de fines del siglo XIX, los vagones de primera, segunda y tercera clase, así como automóviles de los años 40 y 50, convertidos en vagones de tren.

Hoy en día, es posible hacer el recorrido por tren de Tacna a Arica en modernos vagones a gasolina, los cuales siguen la misma ruta de la línea férrea; es un viaje pintoresco y atractivo que atraviesa los desiertos sureños, en los que el turista contemplará la belleza solitaria de los parajes arenosos y los restos de las antiguas estaciones que se levantaban en el trayecto. Las salidas son a las 5 de la mañana y las 3 de la tarde.

Casa Basadre

Dirección: Esquina Inclán y Brondell, Plaza de Armas, Tacna.

Aquí nació y vivió hasta los 9 años, Jorge Basadre. Allí funcionó una escuela clandestina en la época de la Ocupación, cuando los chilenos prohibieron la enseñanza de la historia y cultura peruanas. Esta fue dirigida por su madre, Olga Grohmann.

Este lugar, perfectamente remozado y abierto al público, exhibe una colección de trajes típicos en miniatura de las diversas regiones y localidades del departamento de Tacna. También, fotografías y documentos de la época de la ocupación, así como de su más ilustre inquilino, el historiador Jorge Basadre.

La Casa Basadre, es hoy un centro cultural, por lo que el viajero puede visitarla y consultar su programa de actividades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *