De paso por el Centro Histórico de Lima



La herencia de la era colonial ha dejado mucho por ver en el centro de Lima. Realmente es un espacio un tanto complicado cuando lo observas por primera vez, sin embargo, puedes tener en claro que hay dos formas de ubicarse: contratando alguna empresa para un tour o hacer tu propio cronograma de recorridos. La primera es una alternativa un poco más segura, pero a veces no te ofrece todo lo que quieres ver o lo hace en muy corto tiempo.

¿Qué visitar?, ¿por dónde empezar? Si tienes ganas de escuchar historias interesantes sobre el centro histórico podrías inscribirte con ocho nuevos soles a un tour de cincuenta minutos por las plazuelas y calles del centro de Lima, llamado ‘Mirabús’. La ventaja de contratar un servicio como este es que cuentas con una guía turística, sin embargo también puedes aprender mucho dejándote llevar por tu curiosidad.

Si quieres conocer el centro durante el día, te recomiendo no dejar de pasear por la Plaza de Armas, ubicada entre los jirones Junín, de la Unión, Huallaga y Carabaya. Este histórico lugar es denominado como el espacio más importante en la época colonial.



En verano hay que vestirse con ropa fresca para no sufrir por el calor limeño (sobre todo en las primeras horas de la tarde) y en invierno protegernos del húmedo frío con suficiente abrigo.

A unos pasos podrás encontrar a la Catedral de Lima donde se guarda los más valiosos símbolos religiosos católicos. Si deseas ingresar deberás llegar entre las 9am y las 4pm. En este caso, la vestimenta que lleves no puede ser muy corta por respeto a las costumbres religiosas.

Dentro del mismo perímetro de la plaza Mayor podrás hallar el Palacio de Gobierno y la Municipalidad Provincial de Lima. Sólo necesitarás cruzar la plaza de un extremo a otro, no hay forma de que te pierdas. Este espacio es libre de tráfico para dar la bienvenida a los turistas.

Pero no sólo engrías a tus ojos sino también a tu paladar. Puedes disfrutar de la variedad de comida en restaurants de la zona. No temas, prueba de todo un poco porque absolutamente todo lo que encuentres es bueno: seco de carne, arroz con pato, ceviche; postres como mazamorra morada, arroz con leche, suspiro limeño, entre otros.



¿Dónde ir? Te recomiendo visitar el restaurant T’anta ubicado atrás de la municipalidad, en Pasaje Nicolás de Rivera El Viejo 142, donde encontrarás deliciosos potajes limeños y peruanos.

Si prefieres ir de noche, puedes empezar por el tradicional bar del hotel Bolivar y probar un buen pisco sour (una de las bebidas peruanas más conocidas a nivel internacional). Te adelanto que este lugar posee toda una historia, producto de ochenta años de experiencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *