Excursión a las Lomas de Lachay



Además de los atractivos turísticos de la ciudad capital del Perú, la región Lima también nos ofrece la posibilidad de realizar turismo de naturaleza en una de las reservas nacionales predilectas de los visitantes locales y aún poco exploradas por los extranjeros. Su nombre: Las Lomas de Lachay.

Reserva de Lomas

Las Lomas de Lachay están dentro de la provincia de Huaral, en el kilómetro 105  de la Panamericana Norte, ubicado a dos horas y media del centro de Lima. Como su nombre lo indica,  esta reserva posee un microclima de lomas, producido por la niebla proveniente del mar que, al chocar contra las montañas, crea un exceso de humedad que hace que los cerros se llenen de vegetación.



Este espectáculo único de la naturaleza, que ocurre solo durante los meses de invierno, origina la presencia de diversas especies de vegetación y animales que son difíciles de ver en otras partes del continente, siendo en varios casos especies endémicas, es decir, originarias exclusivamente de las Lomas.

Entre la flora típica de la zona encontramos 96 especies de árboles, arbustos, cactus y hierbas, así como algas, musgos y líquenes que habitan en el suelo, las piedras, las ramas y las cortezas de los árboles. Cada especie habita en tipos especiales de loma que se desarrollan en diferentes alturas o pisos. Así tenemos a la Loma de Hierbas, con especies como la Piqueria y el Croton; la Loma de Paredes Rocosas y la Loma Tipo Parque, con árboles sobre los que crecen begonias.

En cuanto a la fauna, las Lomas de Lachay cuenta con aproximadamente cincuenta especies de aves, destacando el turtupilín (de cuerpo rojo y pecho y plumas de color negro), la lechuza de los arenales y el perico cordillerano. También hay aves migratorias como el chorlo del campo y el halcón peregrino, que inmigra desde Estados Unidos y se queda durante toda la temporada de invierno.

También podemos ver a la perdiz serrana, el zorro andino, el venado gris, variedad de lagartijas, moluscos, escarabajos, mariquitas y una serpiente llamada el jergón de la costa, con la que hay que tener especial cuidado porque su veneno es mortal.



Así mismo, llaman la atención la forma de los cerros, como el Cerro de la Virgen -que tiene forma de mujer arrodillada y que se puede observar desde un mirador- y el Cerro de Alto Capilla, cuyas formaciones rocosas tienen la silueta de un águila, de un sapo y de un guerrero inca.

Al interior de la reserva también se puede encontrar mesas con parrillas, áreas para acampar y servicios higiénicos, además de un museo de sitio y senderos de interpretación para no extraviarse en el recorrido.

El tour

Para realizar un tour full-day a las Lomas de Lachay se puede contratar los servicios de agencias como Sumaq Perú, la cual organiza excursiones que duran desde las siete de la mañana hasta las ocho de la noche y que incluyen transporte, desayuno, visita al museo de la reserva, caminata ecológica por las lomas, traslado a la ciudad de Huaral para hacer compras y almorzar y el retorno a Lima.

Recomendaciones

Ya que la vegetación solo crece en invierno, se recomienda visitar las Lomas entre los meses de agosto y octubre, que es cuando más flores tiene. De igual modo, se aconseja seguir siempre las indicaciones del guardaparques, no recolectar leña y/o vegetación ni darle de comer a los animales, pero sobre todo no desviarse de los senderos establecidos en la ruta de visita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *