Explorando las ruinas de Chan Chan



El Perú posee un gran legado cultural que se expresa en diversas manifestaciones, las cuales constituyen no solo un orgullo para los peruanos, sino para todo el Mundo. Este es el caso de Chan Chan, el mayor centro urbanístico hecho de barro de América precolombina y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.

Chan Chan por dentro

Chan Chan, que significa “Sol Respladeciente” por la intensa exposición al sol que se experimenta en el lugar, fue fundada durante el reinado de Tacaynamo, soberano de la Cultura Chimú, que se desarrolló entre el año 900 d.c. y el 1470 d.c.



El centro urbanístico de más de 20m² está compuesto por diez ciudadelas o grandes recintos cerrados de forma rectangular, que a su vez tienen la forma de pequeñas ciudades amuralladas. Estas son: Squier, Gran Chimú, Bandelier, Uhle, Chayhuac, Tschudi, Rivero, Laberinto, Tello y Velarde.

Cada una está dividida en tres sectores. El del norte cumplía la función de plaza, con muros de poca altura utilizados para sentarse. En el centro se hallaba el almacén y la “Plataforma Funeraria”, especie de cementerio para los señores principales de cada ciudadela. Y hacia el  sur el área residencial, con cocina, dormitorios y el pozo de agua para el abastecimiento de todos los habitantes.

Cómo ir

El sitio arqueológico de Chan Chan se ubica a cinco kilómetros de Trujillo -también conocida como la “Ciudad de la Eterna Primavera debido a su clima soleado y ambiente festivo-, en la región de La Libertad, que está en la zona norte del país.



Partiendo de Lima hay dos maneras de llegar a la ciudad. La primera es por vía terrestre a través de la Carretera Panamericana Norte, viaje que dura aproximadamente ocho horas. Y la segunda opción es hacerlo por avión hasta el Aeropuerto Internacional de Trujillo Capitán FAP Carlos Martínez de Pinillos, que toma entre 45 y 50 minutos. De ahí se toma un bus turístico que conduce directamente a Chan Chan en tan solo diez minutos.

Agencias de viajes como Guia Tours organizan paquetes turísticos desde dos días una noche, los cuales incluyen la compra de boletos, traslados, alojamiento y el recorrido con guías profesionales por Chan Chan, el cual dura dos horas en promedio, y otros atractivos trujillanos, como las playas de Huanchaco -famosas por los pescadores que se transportan en balsas de totora- y la Plaza de Armas de Trujillo.

Dónde quedarse

Uno de los mejores hospedajes de la ciudad es el hotel Las Palmeras (avenida Larco 1150), al frente de la playa Huanchaco y a diez minutos de Chan Chan y cinco de la Plaza de Armas, con servicios de piscina, restaruante, sala de conferencias e internet.

También se pueden alojar en El Brujo Hotel (calle Santa Teresa de Jesús 170 Urbanización La Merced), en la zona más exclusiva de la ciudad, con habitaciones especiales para viajeros de negocios, además de los servicios de bar, restaurante, caja de seguridad, internet y business center.

Y para probar la exquisita gastronomía trujillana hay que acudir a El Mochica (avenida Bolívar 462), que es famoso por realizar conciertos de música típica y por su Patasca, Picante de Cuy, Cebiche Mixto y Arroz con Mariscos acompañados de la infaltable chicha de jora. Así mismo, en el restaurante SKBCH Cocinas y Bar (calle Pedro Urraca 515 Urbanización San Andres 2da. etapa) se puede encontrar los mejores platillos fusión de la cocina del norte del Perú y de la cocina internacional. Para chuparse los dedos.

Imprescindibles

Ya que Trujillo tiene clima soleado durante todo el año, se debe llevar ropa fresca, sombrero o gorra, lentes de sol, sandalias, protector solar y abundante repelente para los mosquitos que suelen molestar más durante las noches. Por supuesto, ya que la Chan Chan está muy cerca a la playa de Huanchaco, tampoco olvidemos llevar ropa de baño, toalla playera y pareo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *