La Virgen de Chapi – Arequipa



La Virgen de la purificación, actualmente conocida como la Virgen de Chapi, es una de las vírgenes más queridas de todo Perú; especialmente de la ciudad de Arequipa, en donde se encuentra su santuario.

Origen de la Virgen de Chapi

No se sabe con exactitud los datos del origen de la imagen de «la mamita» como le llaman muchos devotos. Sin embargo la historia de la Virgen de Chapi se remonta hacía el siglo XVII, cuando algunos jesuitas  o franciscanos (no se sabe con exactitud) trajeron la imagen de la Virgen de Chapi.

En el año 1970, un párroco del distrito de Pocsi, llamado Juan de Dios José Tamayo, trataba de trasladar la imagen de la virgen, hacía la iglesia de otra localidad, cercana a Arequipa.



Sin embargo, a mitad de camino, precisamente cuando se encontraban en medio de los cerros desérticos de la comunidad de Chapi; muchos aseguran que oían palabras como «Chaj llallápi», entre otras expresiones que según provienen de la lengua quechua. Estas palabras significaban «aquí, aquí», cosa que los feligreses entendieron como que la virgen no quería ser trasladada más, sino que quería quedarse ahí.

Además, la estatua de la virgen se volvió totalmente pesada, lo cual imposibilitó su movilización, y por si fuera poco, una tempestad de arena impidió a quienes la cargaban continuar. Por lo tanto, decidieron colocarle un santuario a la virgen en esa zona; aproximadamente a 60 km de la ciudad de Arequipa.

Festival de la Virgen de Chapi

Después de los eventos acontecidos en Chapi, el 1 de Mayo de cada año, todos los fieles visitan el santuario de la virgen. En su mayoría los devotos prefieren llegar al santuario a pie; aunque esto les tome caminar aproximadamente 15 km, desde la ciudad de Arequipa.

Este festival es muy grande, debido a la cantidad de personas que asisten. Los peregrinos recolectan piedras, como simbolización de sus pecados; las cuales suelen dejar a un lado del camino en forma de cruz, dando a entender que dejan atrás sus pecados.

En Chapi, realizan una procesión de la virgen, encima de una alfombra hecha con pétalos de flores. Luego en la noche, los devotos llenan la imagen de la virgen con velas. Además, durante la celebración, lanzan fuegos artificiales y venden comida típica en el lugar.



Coronación de la Virgen de Chapi

En la visita de Juan Pablo II a Perú, coronó la imagen de la Virgen de Chapi. Esto fue específicamente el 2 de Febrero de 1985. Para ese día, movilizaron a la virgen hacía la ciudad de Arequipa en un helicóptero.

Además de coronar a la virgen, Juan Pablo II le colocó un rosario, el cual es considerado hoy en día como una valiosa reliquia.

En la actualidad se le atribuyen muchos milagros a la Virgen de Chapi. Son muchas las personas que acuden a ella con problemas financieros, enfermedades y otras angustias, en busca de un milagro.

Esta virgen salió ilesa de incendios y terremotos, además de haber realizado muchos milagros a sus fieles. Es por ello que tiene muchos devotos en todo Perú y alrededor del mundo, quienes cada 1 de Mayo acuden a ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *