Lambayeque Express



Chiclayo, la capital del departamento de Lambayeque, es el punto de partida para un viaje que abarca siglos de historia. Quienes han tenido la oportunidad de apreciar los tesoros del Señor de Sipán y otros dignatarios moche describen maravillados esa experiencia y usted no será la excepción. Añada a su viaje el espectacular Valle de las Pirámides y otros sitios arqueológicos, y se quedará sin palabras.

Una comunidad con ancestros moche administra la primera reserva ecológica privada del Perú, donde las especies amenazadas son protegidas con esmero.



-Centro arqueológico del norte peruano.

-Señor de Sipán: el más suntuoso tesoro hallado en América.

-Una de las mejores cocinas del país.

-Cultura popular: artesanía, música y danzas.

-Refugio de vida silvestre y de especies amenazadas.



¿Qué conocer en Lambayeque ?

La ruta Moche:
Las culturas Moche y Sicán (también llamada cultura Lambayeque), han dejado vestigios que continúan siendo develados y que no dejan de asombrar a todos quienes tienen la oportunidad de apreciarlos.

– Complejo Arqueológico Huaca Rajada (Señor de Sipán): A 35 km de Chiclayo (45 minutos en auto). En 1987 se descubrió una tumba con los restos intactos de un dignatario mochica, el Señor de Sipán. El hallazgo permitió apreciar el ritual de enterramiento de un gobernante mochica y los ornamentos que conformaban su ajuar.

– Complejo Arqueológico Huaca Chotuna: A 12 km de Chiclayo (15 minutos en auto). Este conjunto de pirámides truncas y recintos se extiende sobre un área de aproximadamente 20 hectáreas. A este lugar se le identifica con la leyenda de Naymlap y la fundación de la cultura Sicán.

– Complejo Arqueológico Túcume: A 33 km al norte de Chiclayo (20 minutos en auto). Se remonta al siglo VIII d.C. y, según la leyenda, fue fundado por Calac, descendiente de Naymlap. También llamado Valle de las Pirámides, está conformado por 26 construcciones piramidales entre las que destacan la Huaca del Pueblo, La Raya, El Sol y Las Estacas. Se ofrecen programas que incluyen degustaciones gastronómicas, experiencias de curanderismo y medicina tradicional. En Túcume, la comunidad local está muy involucrada con la conservación de su patrimonio.

– Santuario Histórico Bosque de Pómac: A 35 km al norte de Chiclayo (1 hora en auto). Este bosque seco es a su vez refugio de algarrobos, aves y restos arqueológicos de la cultura Sicán. Se han hallado 20 estructuras preíncas. El Proyecto Arqueológico Sicán ubicó un entierro con un valioso ajuar funerario formado por objetos de oro, además de cuentas de turquesas, conchas spondylus, lapislázuli y ámbar.

EL MITO DE NAYMLAP
Personaje mitológico del antiguo Perú que vino del mar y trajo la civilización a las tierras lambayecanas. Naymlap arribó a las playas de la hoy caleta de San José y al pie de la desembocadura del actual río Lambayeque, ordenó la construcción de un templo al que nombró “Chot” (huaca Chotuna) y en él colocó un ídolo de jade verde al que llamó “Llampayec”. De allí provendría el nombre de Lambayeque. Naymlap fue el fundador legendario del reino Sicán en el siglo IX d.C. y al morir fue divinizado por sus hijos. La dinastía que fundó, gobernó los ricos valles de Lambayeque hasta que el Imperio Chimú conquistó la región en el siglo XV.

Museos:
– Museo Nacional Tumbas Reales de Sipán (Lambayeque).
– Museo Arqueológico Nacional Brüning (Lambayeque).
– Museo de Sitio de Huaca Rajada (Lambayeque).
– Museo Nacional Sicán (Ferreñafe).

La ruta colonial:
En Lambayeque se conservan casonas e iglesias construidas durante la Colonia (s. XVI hasta principios del s.XIX).

– Lambayeque: A 12 km al noreste de Chiclayo (10 minutos en bus). Conserva hermosas casonas virreinales como la casa Cúneo, la casa Descalzi y la casa de la Logia Masónica, que debe su fama a su balcón tallado de más de 400 años. También es notable la iglesia de San Pedro, del siglo XVI.

– Zaña: A 46 km al sureste de Chiclayo (1 hora y 30 minutos en bus). Muestra vestigios de lo que fue una ciudad fundada en 1563. Es origen de leyendas e historias, como aquella que narra la invasión y saqueo a manos del pirata Edward Davis, en 1686. Fue destruida por el fenómeno de El Niño en 1720. En la actualidad se aprecian los restos de los conventos San Agustín, San Francisco y el pórtico de la Iglesia La Merced.
La ruta ecológica:
Lambayeque posee zonas de vida silvestre, además de playas y caletas cuyos habitantes conservan costumbres antiquísimas.

Reserva Ecológica Chaparrí:
A 95 km al sureste de Chiclayo (1 hora y 30 minutos en auto). Pertenece y es administrado por la comunidad campesina moche Santa Catalina de Chongoyape. Es la primera área de conservación privada en el Perú. Su principal objetivo es la conservación de los bosques secos de la zona y de la biodiversidad que albergan. Alberga importantes especies en peligro de extinción como el oso de anteojos, el guanaco, la pava aliblanca y el cóndor andino. Las visitas deben hacerse previa coordinación a los teléfonos (074) 43-3194 y (074) 45-2299.

LA PAVA ALIBLANCA
Esta especie se creyó extinta por más de un siglo hasta que en 1977 se halló una pequeña población en la quebrada de San Isidiro, en Lambayeque. Los esfuerzos por salvarla de la extinción están siendo exitosos. Estudiosos del folclor peruano señalan que los pasos del tondero, una danza típica del norte peruano, representan el cortejo que caracteriza a estas aves.

– Santa Rosa: A 20 km de Chiclayo (30 minutos en auto). Caleta de pescadores artesanales y playa. Parte del paisaje son los inconfundibles caballitos de totora cuya presencia refuerza un ambiente marino típico y tradicional. Al sur se encuentra la zona llamada El Farol, concurrida por los aficionados al surf.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *