Lugares para visitar en Cusco



Cusco ciudad, el valle del Vilcanota y Machu Picchu, componen las joyas de la corona de nuestro país. Son tres lugares en uno, mágicos, que realizan los deseos de viajeros de todo el mundo por entrar a un universo donde la historia ha dejado invalorables huellas, y a la vez la cultura ancestral está viva. La ciudad del Cusco en la cosmovisión Inca, era considerada la génesis de lo creado, el ombligo del mundo. Una experiencia sin fin: deporte de aventura, observación de aves, meditación, turismo vivencial, placer y diversión.

San Cristóbal

Qolqanpata significa andén de los graneros, está situado al pie Sacsayhuamán. Es el barrio más antiguo y en varios momentos, el más importante de la capital del imperio. Gran vista de toda la ciudad de Cusco. En esta plaza establecieron su residencia Manco Cápac y sus descendientes, hasta Cristóbal Paullo. En la foto, cruz española montada sobre peana hecha con piedras trabajadas por los incas. La iglesia de San Cristóbal está considerada como “modesta, de adobe y piedra”, fue construida por Cristóbal Paullo, noble inca. Guarda una gigantesca efigie de San Cristóbal, patrono de los indígenas. La iglesia de San Cristóbal está considerada como “modesta, de adobe y piedra”, fue construida por Cristóbal Paullo, noble inca. Guarda una gigantesca efigie de San Cristóbal, patrono de los indígenas.

La finísima cantería de Qolqampata revela la alta jerarquía de sus antiguos ocupantes: la nobleza inca Datos de sofisticación: piedra almohadillada, portada de doble jamba, hornacina perfecta.El ingreso a Sacsayhuamán está incluido en el Boloeto Turístico del Ministerio de cultura. Se puede llegar en auto o caminando desde la Plaza de Armas. Esta segunda experiencia es única. San Cristóbal está habitado por sus pobladores originales, que no han sido desplazados por el turismo. Ello le da una familiaridad y encanto que son dignos de experimentarse.



Más que turistas, en San Cristóbal encontraremos ciudadanos del mundo que eligieron Cusco para venir a vivir, en buena vecindad con la población de siempre.Panorámica desde San Cristóbal. Todos los Cuscos: roca madre respetada por los arquitectos inca, andenes, construcciones coloniales con teja, edificios modernos, la cervecería, algunos parches de verde…

Desde la parte baja de la ciudad se aprecian el Qolqampata y el templo de san Cristóbal, coronando el conjunto. Allí se reúnen aún ahora los indígenas cuando vienen a Cusco a participar en sus cultos. La iglesia es de una planta en forma de cruz latina y tiene una sola nave. Entre sus riquezas se encuentra el frontal de plata del altar mayor, que también cuenta con el escudo de Mollinedo. El púlpito, por cierto, fue regalo del obispo.

TEMPLO DE SAN CRISTÓBAL

Fue creación de Cristóbal Paullo, de la nobleza Inca y dueño de las tierras de Colcampata. Se comenzó a construir en 1560. La pieza más destacable es la imagen de San Cristóbal, y se le atribuye al maestro indígena Melchor Guamán Maita.

Dirección:
Barrio Inca de Qolcqanpata, laderas de Sacsayhuamán.
Horarios:
Visitas en horas de culto.



Plaza Las Nazarenas

Las Nazarenas es uno de los lugares más bellos y mejor cuidados de la ciudad del Cusco. A toda hora, incluso bajo la lluvia, resplandece su arquitectura mestiza, armónica, impecable.Claustro de lo que fuera el Seminario de San Antonio Abad y hoy está adaptado como hotel, el Monasterio, una joya que destaca entre los mejores establecimientos hoteleros del mundo.La sombra de la espadaña del Beaterio de Las Nazarenas se proyecta contra una pared encalada, Andalucía, los Andes, la mezcla mágica del Cusco, que hay que saber descubrir al amanecer. El pasaje Siete Culebras, de origen colonial, une Las Nazarenas con la calle paralela, y en su interior tiene escondidos, siete ofidios tallados en piedra, que debes buscar.

El Beaterio de Las Nazarenas pronto abrirá sus puertas como hotel boutique de gran sofisticación. Fue albergue de la Virgen del Tránsito hasta hace no mucho tiempo. El mestizaje del Cusco sigue dando muestras extraordinarias en arquitectura, como es el caso de muchas casonas adaptadas a hoteles, que incorporan diseños de marcas universales. Hotel próximo a Las Nazarenas. La espléndida Casa Cabrera fue rescatada del total abandono por un banco, para crear allí un importante centro cultural, que contiene al MAP (Museo de Arte Precolombino) y un exquisito restaurante. El MAP no solo tiene un orden cronológico, también destaca la belleza de las piezas precolombinas, clasificadas según los materiales con que se confeccionaron.

“No está lejano el día en que las colecciones provenientes de apartadas tierras del mundo, abandonen los museos etnográficos y ocupen un lugar destacado en los museos de arte” Claude Lèvi-Strauss – MAP.

La Sala Inca del MAP muestra piezas de cerámica conocidas como arybalos, que servían como depósito para chicha, pero también, como todo objeto cotidiano, tenía una carga sagrada.La pileta central de la Casa Cabrera transmite sosiego con el sonido del agua cayendo suavemente sobre sus platos de piedra, mientras afuera el bullicio turístico pone su cuota de cosmopolitismo. La casa española más antigua del Cusco fue levantada en el siglo XVI por el conquistador Diego de Almagro, quien con Pizarro llegó al Perú en 1532. Hoy la casa es un hotel boutique de lujo exquisito.

El que fuera Seminario San Antonio Abad, hoy transformado es un hotel cinco estrellas, guarda obras de arte de gran valor, tanto en sus ambientes como en su bar y restaurantes.Los incas trazaron al Cusco siguiendo las direcciones de los cuatro puntos cardinales, por pequeñas calles que se ampliaban a la zona rural. Los españoles añadieron a ello la fisonomía medieval. Magnífica fachada de la Casa Cabrera, sede del Museo de Arte Precolombino, estético antes que arqueológico y cuyas piezas fueron elegidas por el pintor Fernando de Szyszlo, en la colección Larco. La cerámica quizás sea la manifestación de arte que más unifica y mejor representa la creatividad precolombina en todo el territorio del Perú. Representación mochica realista de aves costeras.

MUSEO DE ARTE PRECOLOMBINO

Antigua casa del conquistador Alonso Díaz en 1580 y luego del Conde Luis Jerónimo de Cabrera y Serna en 1650. Fue convertida en Museo desde 2003, y posee una espectacular museografía e iluminación. No es un museo arqueológico ni antropológico sino dedicado al arte. Sus curadores fueron Fernando de Szyszlo y Cecilia Bákula. Alberga piezas que van desde 1250 a.C. hasta 1532 d.C., seleccionadas de entre 45 mil objetos del Museo Arqueológico de Larco en Lima.

Dirección:
Plaza de las Nazarenas
Horarios:
Todos los días de 09:00 a 22:00 horas.

ARTE TEXTIL Y CULINARIO

En el hotel Casa Cartagena se ubican dos lugares irresistibles: la casa de diseño de Claudia Caffarena y el restaurante La Chola. Cojines, mantas, caminos de mesas y móviles bordados por mujeres artesanas, además arte pop utilitario (individuales, multidesk y posavasos), en el primero. La Chola, una antigua picantería que ha sido restaurada para servir recetas de muy buen sabor.

Dirección:
Hotel Casa Cartagena, Pumacurco 336.
Horarios:
Todos los días de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 20 horas.

Arqueología

Cristo Blanco en el cerro Pumaorqo de Sacsayhuamán. Fue donado a Cusco por las comunidades de árabes y palestinos residentes y sus descendientes, en 1945. Es obra de Ernesto Olazo.Durante mucho tiempo se a visto a Sacsayhuamán como una fortaleza defensiva. Hoy los estudios demuestran que más bien pudo haber sido el más importante centro ceremonial de todo el imperio.La maestría en el ensamble de las rocas talladas, unidas sin argamasa alguna, sigue siendo un enigma para la arqueología.

Muchas de estas ciclópeas rocas fueron transportadas a Cusco por los conquistadores para construir sus templos, palacios, plazas y viviendas.El “rodadero” sería la evidencia de que Sacsayhuamán, a 3600 msnm, fue hace ochenta millones de años un cuerpo de agua de origen marino, que luego se transformó en la formación geológica de Yunkaypata. Gente de todo el mundo que busca recargar su organismo con energías, se apoya en las rocas, que según el paramento de que se trate, modula la fuerza interna de la vida y el movimiento.

La portada trapezoidal va coronada con un dintel de piedra cuyo peso a simple vista es incalculable. Nótese las prporciones entre las distintas partes de la construcción.El usno era la plataforma ceremonial más importante para el ejercicio inca del poder. Quizás el usno más grande y relevante entre los hallados sea el de Sacsayhuamán, sede del Inti Raymi.

TAMBOMACHAY

Conocido como “los baños del inca”, este complejo arqueológico está formado por muros, acueductos y cascadas y fue el balneario de descanso del jefe del Imperio, y espacio para rendir culto al agua.

Dirección:
8 km al noreste de la ciudad de Cusco.
Horarios:
Todos los días de 07:00 a 18:00 horas.

PUCA PUCARA

Fortaleza militar para proteger la ciudad sagrada (Cusco). Su nombre en quechua significa “fortaleza roja”, por el color que sus piedras toman durante el crespúsculo.

Dirección:
7 km al noreste de la ciudad de Cusco.
Horarios:
Todos los días de 07:00 a 18:00 horas.

QUENQO

Centro ceremonial construido por Huayna Cápac para celebrar el nacimiento de su hijo Huáscar. Tiene un pasillo en forma de zigzag que los conquistadores españoles tomaron como referencia para darle nombre: Q’inqu, que significa “laberinto”.

Dirección:
4 km al noreste de la ciudad de Cusco.
Horarios:
Todos los días de 07:00 a 18:00 horas.

SACSAYHUAMÁN

Imponente complejo que contenía lagunas sagradas y decenas de templos ceremoniales. Lo más interesante es la arquitectura ciclópea en granito. Además hay entradas subterráneas a los túneles, anfiteatros y construcciones solo para ritos.

Horarios:
Todos los días de 07:00 a 18:00 horas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *