Lugares para visitar en Piura



De Piura se sabe la riqueza de sus playas y su pesca; de su petróleo y sus algodonales, de sus frutales y sus desiertos míticos; de su comida que ha sintetizado los ingredientes de mar y de campo en las manos milagreras de esas señoras de origen tallán. Pero poco se sabe de sus provincias altas, Ayavaca, Huancabamba, en ambas nacen los ríos que irrigan los campos piuranos, están los bosques de nubes que generan el agua y lagunas. Piura es una experiencia muy completa, tienes ciudad, playas, bosques, desiertos y gente muy alegre.

Playas de Piura

Punta Veleros está ubicado en un hermoso paraje natural, frente a una tranquila playa del norte peruano. Divertida para todos, increible comida, atmósfera relajada, todo junto a uno de los mejores climas del mundo. Punta Veleros está ubicado en un hermoso paraje natural, frente a una tranquila playa del norte peruano. Divertida para todos, increible comida, atmósfera relajada, todo junto a uno de los mejores climas del mundo. Si va a Máncora, pare en Cabo Blanco. Es un point obligado para los surfistas, por sus olas tubulares. Y legendaria porque Hemingway venía a pescar el merlín negro. Luego, escribió una novela.

“Las aguas de Cabo Blanco son las únicas en el mundo que tienen una temporada de pesca de 12 meses. El Merlín Negro, el Pez Espada y el Atún Ojo Grande han sido capturados en todos los meses del año.” Antes de llegar a Máncora, pero pasando Los Órganos está el Ñuro. Es una caleta de pescadores, algo solitaria y muy buena para el surfing. Punta Farallón es una interesante formación rocosa.



“Se encuentra en el Distrito de los Organos, Provincia de Talara, Departamento de Piura, a la altura del Km 1153 de la carretera Panamericana Norte.” Es una playa con buen clima a lo largo de todo el año, con una temperatura promedio entre 32°C y 19.4 C. Lluvias ligeras de noviembre a marzo. Cuenta con servicios de hospedaje, alimentación, mercado, grifo, teléfono, y te garantiza relajo y diversión.

Narihualá

Antes de ir a Catacaos, visite esta ciudad, está a solo 4 kilómetros. De los tallanes debe saber que su lengua original, extinta, fue el sec. Fueron grandes ingenieros hidráulicos y marineros. Antes de ir a Catacaos, visite esta ciudad, está a solo 4 kilómetros. De los tallanes debe saber que su lengua original, extinta, fue el sec. Fueron grandes ingenieros hidráulicos y marineros. A 5 kilómetros de Catacaos se encuentra el conjunto arqueológico de Narihualá, levantado por los hombres de la cultura Tallán (700 a 900 dC). Su edificio principal es la llamada “fortaleza”, que desgraciadamente durante el Fenómeno del Niño de 1925, fue íntegramente erosionada por las lluvias.

MUSEO DE SITIO

Dirección:
A sólo 5 km. al sur de Catacaos. Jr. Olmos, Caserío de Narihualá, Catacaos.
Horarios:
Todos los días de 10:00 a 16:00 horas.



Chulucanas

Ya mundialmente conocida –y con denominación de origen- la cerámica de Chulucanas vibra con su alegría y expresividad, en gran medida por ser un homenaje a la mujer Piura del campo. Se trata de un pueblo dedicado a la agricultura. De ahí que en sus cerámicas representen imágenes de la vida campesina. Sus objetos no son solo utilitarios, tienen toda una simbología tallán. Los artesanos utilizan la arcilla local y distintas técnicas. Una de ellas es a mano, otros usan tornos y también moldes. En La Encantada, un anexo de Chulucanas, encontrará a muchísimos alfareros.

Catacaos Pueblo Indio

Los tejedores de sombreros tienen sus secretos: trabajan de noche, dicen, porque la paja es muy celosa y puede quebrarse. Después de las compras, siga premiándose con un almuerzo en La Chayo. La basílica de Catacaos está levantada en lo que fueran los locales de reunión de las autoridades de las culturas precolombinas de tallanes y capullanas. Es monumental, su primera versión data del siglo XVI. En su interior contiene una gran cantidad de pinturas murales modernas. El llamado “pueblo indio” de Catacaos es famoso por sus artesanos, expertos trabajadores en materias como el sapote, la paja toquilla, la madera, y sobre todo, el oro y la plata, en filigrana. De acá son los famosos aretes llamados “dormilonas”.

FESTIVIDADES DE PIURA

Fiesta de Reyes, Sullana Clásica feria norteña, con comilonas y dulces bajo un sol de plomo. Harta pachanga, concurso de belleza y lentejuela a más no poder. El de enero es el clásico fiestón en el Club Unión. Fecha: De 1 a 12 de enero.

Semana Santa en Catacaos Una de las más interesantes del Perú, por razones históricas y por la peculiar manera de llevar la religión en esta zona, humilde, interior, sin alardes barrocos. Durante una semana las distintas y antiquísimas cofradías reúnen a sus imágenes en el enorme templo de San Pedro, del siglo XVIII, en una especie de ritual de comunión de fe. Mientras todo esto ocurre en la iglesia, los mayordomos ofrecen comidas rituales con siete platos a todo el que se presente. El amanecer del Domingo de Resurrección es muy emocionante. Fecha movible dependiendo del año.

Virgen de las Mercedes En toda la región pero sobre todo en Paita, se rinde devoción a la Patrona de las Fuerzas Armadas, con la sencillez y el sacrificio del culto católico popular norteño. Fecha: De 22 a 24 de septiembre.

Señor Cautivo de Ayavaca Antigua devoción, que sincretiza cultos precolombinos de cuidados del agua, con devociones católicas basadas en el paternalismo y el terror al castigo divino. La imagen del Señor es trágica, conmovedora, aterradora. Cada año esta celebración aparece más ligada a las preocupaciones de los peregrinos y otros visitantes, por el futuro del recurso del agua. Fecha: De 3 a 13 de octubre.

Día Central de la Semana de Piura Festividad civil y profana, con harta fiesta y concursos de baile, destreza y belleza. Fecha: 3 de octubre.

Los Angelitos Una conmovedora costumbre, arraigada desde tiempos precolombinos, que reemplaza en el calendario católico a la fiesta de Todos los Santos. Se reúnen en las plazas de los pueblos del alto y bajo Piura, los padres de niños que han fallecido con los que tienen hijos vivos de las edades de los que se fueron. Durante un día, los niños vivos reemplazan a los muertitos en el corazón de sus desolados padres. Las madres preparan para la ocasión unos dulces llamados angelitos, y harta miel. Con eso mantienen a sus hijos prestados, contentos, a lo largo de la jornada. Fecha: 1 de noviembre.

Día de los Difuntos Se corre la fiesta cristiana tradicional a este día, que amanece con los cementerios llenos de gente que se ha pasado la noche velando a sus difuntos. Muy a los Mesoamérica, es una celebración en la que desaparecen los límites entre este mundo y los otros. Fecha: 2 de noviembre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *