Perú: destino histórico



Ruinas ancestrales, conventos e iglesias coloniales, museos y plazas son algunos de los atractivos que el turismo histórico nos permite conocer. El Perú se ha ido convirtiendo en un gran destino histórico.

Este  tipo de turismo puede ser urbano, enfocado en los atractivos de una ciudad, su vida nocturna y costumbres, o arqueológico, centrado en los restos de civilizaciones ya desaparecidas. También está el turismo de compras, el etnográfico, que está vinculado a las costumbres y tradiciones de los pueblos, sobre todo en lugares -como nuestro país- donde todavía hay comunidades nativas.

En el Perú, el turismo arqueológico es una de las actividades más comunes. Pero, aunque nuestro país es conocido como el país de los Incas, el legado de otras culturas nos ofrece siempre hallazgos sorprendentes.

La ciudad imperial y Machu PicchuCusco es la estrella de nuestros atractivos turísticos. La ciudad está llena de emblemáticos monumentos históricos, como el Coricancha, la piedra de los doce ángulos, Sacsayhuamán, entre otros atractivos. Y por supuesto, la ciudadela inca de Machu Picchu: el sitio arqueológico más visitado.



Kuelap: una fortaleza aún por investigar
La fortaleza de Kuelap, ubicada en la región Amazonas, fue un importante centro administrativo de los Chachapoyas. Aunque ya está abierto al público, aún hay mucho trabajo pendiente para que muestre todo su potencial.

La ciudadela de barro de Chan Chan
Entre Trujillo y Huanchaco está la ciudadela de barro de Chan Chan. El conjunto arqueológico está compuesto por nueve pequeñas ciudadelas amuralladas que vale la pena visitar. También se pueden conocer los centros aledaños como la Señora de Cao, las Huacas del Sol y la Luna, y los museos de sitios.

El turismo histórico tiene un gran potencial en el país. No te pierdas los próximos posts sobre nuevos lugares que esperan por ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *