Tirada en parapente sobre el Parque Raimondi de Miraflores



Uno de los mayores centros de actividad turística de la capital peruana se encuentra en Miraflores. Este distrito ubicado frente al mar ofrece a los viajeros la posibilidad de realizar un sinnúmero de actividades de entretenimiento, desde caminar por el mall de Larcomar, visitar galerías de arte hasta realizar deportes de aventura, como el parapente.

El parapente, palabra contraída de “paracaídas de pendiente”, es un deporte surgido como producto del ingenio de los escaladores de montaña que querían bajar en paracaídas desde las cimas que habían alcanzado.

El descenso se realiza con un planeador ligero, flexible y de fácil transporte y manejo porque no tiene motor ni partes rígidas en el ala. El resto del equipo se compone de casco, silla de vuelo con airbag, botas y buzo de vuelo, anemómetro para calcular la velocidad del aire, altivario para medir la altura con respecto a la velocidad de descenso y un GPS (Sistema de Posicionamiento Global) para conocer la ubicación exacta donde nos encontramos.



El parapuerto del Parque Raimondi

Dentro de Miraflores y de la ciudad de Lima, el mejor lugar para la práctica del parapente es el Parque Raimondi, que en el año 2006 ganó el Premio de Parques y Jardines organizado por la Municipalidad Metropolitana, debido a su infraestructura y la belleza de sus áreas verdes.

En sus más de treinta y seis mil metros cuadrados, este parque tiene un laberinto conformado enteramente por arbustos, un bosque de pinos, tres pequeños gimnasios, juegos para niños, varios miradores al mar y una pileta que se ilumina durante las noches, así como veredas y ciclovías anexas para las personas que hacen footing y ciclismo.

Hacia el extremo sur del Parque Raimondi se ha construido un parapuerto para facilitar el despegue y aterrizaje de los aficionados y profesionales del parapente. A diferencia de las demás zonas, en el parapuerto el muro de protección peatonal se ubica a mayor distancia del barranco para darles mayor amplitud de movimientos a los deportistas. Así mismo, ya no hay que realizar saltos sobre el muro ni correr el peligro de que alguna parte del equipo quede enganchada en él y se produzcan accidentes.



A quién recurrir

Si estamos de paso por Lima y queremos tener unos momentos de esparcimiento planeando por lo aires de la costa miraflorina, podemos contactarnos con la agencia Viva Travel Guides, que cuenta con instructores profesionales de parapente para dar clases maestras a los viajeros en un solo día (los vuelos duran diez minutos). Además de incluir el alquiler de los equipos y de aprender las mejores técnicas de vuelo, lo mejor de todo es que cualquier persona puede llevarlo a cabo sin necesidad de experiencia previa y que nos pueden tomar fotografías para el recuerdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *