Trekking en el Camino Real del Inca



Debido a la diversidad de su territorio, el Perú es uno de los países que ofrece mayores posibilidades de practicar deportes de aventura. Y uno de los que viene cobrando gran popularidad es el Trekking.

Esta actividad consiste en caminar por largos tramos de superficie accidentada que permiten desarrollar la fuerza muscular y resistencia, además de enriquecer la visión con atractivos paisajes naturales.

Una de las mejores rutas nacionales para los amantes del Trekking es el Camino Real del Inca en el Cusco, que a diferencia del Camino Inca tradicional permite arribar a Machu Picchu en tan solo dos días.



Cómo llegar

Muchas agencias de viaje incluyen entre sus tours de aventura el recorrido al Camino Real más la visita a lugares aledaños, como los conjuntos arqueológicos de Choque Suysuy, Wiñay Wayta, Intipata e Intipunku.

Qué llevar

Durante los dos días de caminata, es indispensable cargar una mochila pequeña con los cambios de ropa, que incluyen un gorro, polo de manga corta y shorts durante el día; y chullo, casaca y doble pantalón para la noche. Así mismo, un bloqueador, lentes de sol, bolsa para dormir y varias botellas de agua.

Para descansar del peso, se puede contratar los servicios de los “porteadores” o “huayruros”, hombres que viven en los alrededores de la ruta y que pueden llevar las provisiones por un pago económico.



Precauciones

Se recomienda visitar el Camino Real del Inca durante los meses de junio y agosto, ya que durante el resto del año las lluvias crean barro en la superficie y la hacen más difícil de transitar, sobre todo considerando su cercanía al abismo.

Antes de efectuar el recorrido, es conveniente aclimatarse a la zona por un periodo de 72 horas, chacchando coca o bebiendo mates, a fin de evitar el soroche. Y en el primer día de caminata, beber mucha agua e ingerir pocos sólidos para no sufrir de mareos, dolor de estómago o desmayos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *