Una vista a las maravillas de Moyobamba



Conocida como la “Ciudad de las Orquídeas” gracias al cultivo especializado de estas bellas flores, Moyobamba es uno de los destinos menos explorados y con mayor variedad de atractivos que harán de la estadía del viajero un verdadero placer para sus sentidos.

La ruta hacia Moyobamba

La ciudad de Moyobamba se ubica a 860 m.s.n.m. en la región San Martín, perteneciente a la selva peruana. Su nombre deriva del vocablo quechua “Muyupampa”, que quiere decir “llanura circular” en razón a que se ha construido sobre el Valle del   Altomayo, en el cual se han formado accidentes geográficos conocidos como barrancos, una especia de balcones naturales desde los que se puede divisar los tupidos bosques que rodean a la urbe.



Para apreciar de cerca los encantos moyobambinos hay que tomar un vuelo de 55 minutos desde el aeropuerto Jorge Chávez en Lima rumbo al aeropuerto Cadete FAP Guillermo Castillo Paredes en Tarapoto (revisar opciones de aerolíneas como Lan Perú) y de ahí hacer seguir el viaje vía terrestre por la carretera asfaltada hacia Moyobamba, que dura en promedio dos horas.

Maravillas por descubrir

Uno de los principales atractivos turísticos de Moyobamba es la gran variedad de orquídeas de prestigio mundial que se cultivan en sus tierras, mismas que sobrepasan las 2500 variedades. Se les puede observar con mayor detenimiento en los distintos viveros y casa-hospedaje alrededor de la ciudad, como por ejemplo el Vivero Agroriente (jirón Flores Guerra Nº 900), que pone a disposición del viajero los mejores ejemplares para la exportación.

Otras de las maravillas moyobambinas de impresincindible paso para el turista son las cataratas del Gera, ubicadas a 19 kilómetros de la ciudad y consideradas entre los recursos naturales más bellos del Perú. Debido al desnivel del terreno, se aprecia la caída del agua desde tres niveles, el mayor a 1.20 metros de altura. Además, el reflejo del sol hacen que adopten diferentes colores, lo cual constituye un espectáculo único para la vista.



Y ya que la ciudad se encuentra en el Valle del Altomayo, qué mejor que ir hacia el Puerto de Tahuishco, el de mayor actividad comercial y la vez el mejor punto para avistar la imponente figura del río Mayo.

Cada uno de estos atractivos puede visitarse en un tour organizado por agencias de turismo entre las que destaca Andean Adventure, la cual tiene programas de viaje de un día a más, que incluyen hospedaje, alimentación (desayuno, almuerzo y cena), traslados, acceso a los atractivos y acompañamiento constante de guías profesionales.

A propósito de lugares para alojamientos, a tan solo cinco cuadras de la Plaza de Armas se ubica el Hotel Puerto Mirador, el cual ofrece cómodos bungalows y servicio de bar, restaurante, internet y sala de conferencias, además de un patio con amplias piscinas (una para adultos y otra para niños) desde donde se puede divisar el río Mayo.

Otra interesante opción es el Hotel Marco Antonio (jirón Pedro Canga 488), que además de los servicios típicos de un hotel da a  sus huéspedes la posibilidad -coordinando previamente con la agencia contratada- de dar un paseo en bote por la Reserva de Tingada, el ecosistema de humedales más alto del Perú.

En cuanto a los deliciosos potajes de Moyobamba -como el Avispajuane (carne molida de cerdo envuelta en una bola de arroz verde), el Tacacho con Cecina (plátano frito aplastada con carne de cerdo ahumada) y el Inchicapi (sopa a base de maní molido)-, uno de lugares más recomendados para degustarlos es El Platanal, ubicado en jirón Manuel del Águila 361, a pocas cuadras de la Plaza de Armas.

Y para quienes prefieren probar algo más conocido, pueden acudir a Emilio’s Chef Burger (esquina de las calles Pedro Pascasio y Veinte de Abril) y comer sus deliciosas hamburguesas con la especial sazón moyobambina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *