Conozca el poder afrodisíaco del coctel Siete Raíces



Las bebidas de la selva peruana son muy conocidas, no solo por sus curiosos nombres, sino por sus altos poderes afrodisíacos y, sin duda, su excelente sabor. Conozcamos una de ellas: el Siete Raíces.

Son toda una tentación. Desde la presentación, pasando por sus extraños nombres y sin evitar pensar en lo que prometen, estas bebidas se han convertido en parte del circuito turístico y gastronómico de quienes visitan la región amazónica peruana: Pucallpa, Iquitos San Martín o Amazonas.

En todos esos lugares, quien quiera conocer a fondo las maravillas gastronómicas de la amazonía, así como también introducirse un poco dentro de su universo cultural, no puede dejar de probar estos licores espirituosos que no solo prometen un buen rato de relajo y camaradería.



En esta ocasión, hemos elegido el Siete raíces, pues es uno de los licores más emblemáticos que se produce en la selva. Esta bebida, como su nombre lo indica, se prepara a base de siete raíces de plantas que crecen en esa región calurosa, y que, además de producir un sabor agradable, tienen, supuestamente, efectos medicinales y afrodisíacos.

Las raíces de las plantas que se emplean en la preparación de esta bebida pueden variar, pero coinciden en incluir algna de estas: Uña de Gato, Chuchuhuasi, Clavo Huasca, Cascarilla, Sanango, Sangre de Grado y Moruro.

La preparación de esta bebida puede obtenerse mezclando este macerado de raíces, los cuales e obtienen en tiendas naturistas de la zona, con alcohol y otros ingredientes. Por ejemplo, puede mezclarse el siete raíces con miel de abeja y aguardiente de caña, llamado también cañazo.

Esta preparación ha formado parte desde siglos atrás de la tradición selvática que se caracteriza por su acento desinhibido y alegre, por lo que no era mal visto que la gente recurriera a bebidas como ellas, para, por ejemplo, mejorar su desempeño sexual.



De hecho, se dice que cada una de las raíces que componen esta bebida, mejoran la concentración, proporcionan más energía, y alivia los problemas íntimos de los varones.

Sin embargo, hoy en día, el 7 raíces es apreciado como una bebida espirtuosa y típica del pensamiento y cultura de la Amazonia por lo que los turistas se animan a probarlo y no salen nada desencantados.

Por ejemplo, en Iquitos, no hay que dejar de visitar una famosa calle en que abundan estas bebidas, preparadas por las más sabias manos. El pasaje Paquito, es un lugar mágico religioso, lleno de plantas de todas las clases, brebajes, amuletos y todo lo que los chamanes locales necesitan para su labor.

Allí podrá degustar un mágico siete raíces con los más sabios consejos locales sobre buena salud.

Pero si lo que busca es un ambienta más tranquilo y en donde, a su vez, pueda disfrutar de algún platillo de la gastronomía de la selva, pruebe acudiendo a bares como El Musmuqui (a pocos metros de la plaza Castilla) que se especializa en los preparados más exóticos. No solo podrá probar los más originales, sino deliciosas mezclas a base de esta bebida, que incluyen frutas y otras plantas de la zona en muy atractivas presentaciones.

El bar Trapiche de Tingo María también es de amplia tradición y de conocimientos ancestrales en el preparado de siete raíces y otras bebidas de la selva.

Y si se encuentra en Lima, puede probar una muestra de deliciosos cocteles en Ayahuasca Bar (Prolongacion San Martin 130 Barranco) en donde se sirven las más creativas combinaciones exóticas basadas en bebidas tradicionales de la Amazonia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *