Ica relax



Dunas, valles y sol. Tranquilidad y sosiego son sólo dos de las muchas sensaciones que Ica ofrece al visitante. Zona agrícola por excelencia, donde los cultivos de algodón, menestras, espárragos y viñedos se alternan con extensos desiertos de texturas y colores impresionantes. Son de visita obligatoria la Reserva Nacional de Paracas y las islas Ballestas. A su regreso, descubrirá que Ica será la primera palabra que le vendrá a la mente cuando piense en relax.

Si no quiere perderse el placer de degustar el pisco allí donde nació, hace más de 400 años, visite las bodegas vitivinícolas, que también producen vinos de excelente calidad. Y para hacer su viaje más placentero aún, no se pierda la laguna de la Huacachina, enclavada entre dunas de arena.



Actividades

-Observación de la naturaleza en lugares accesibles.

-Paseos en bote y visita a islas.

-Huacachina: un oasis en medio del desierto.

-Principal productor de pisco del Perú.



-Clima extraordinario, sol todo el año.

¿Qué visitar en Ica?

Laguna Huacachina: A 5 km al suroeste de la ciudad (5 minutos). Es un tradicional lugar de descanso para los iqueños. La laguna aparece como un oasis en medio del desierto, conformando un espléndido paisaje de dunas y palmeras. En sus dunas se practica el sandboard y también pueden contratarse paseos en autos tubulares (le recomendamos hacerlo con una agencia formal). Los lugareños atribuyen propiedades curativas a las aguas de la laguna.

EL DESIERTO
En Ocucaje, a 25 minutos de Ica, se pueden avistar restos fósiles de mamíferos marinos de espectaculares dimensiones. Si se anima a dar un paseo por este desierto, que puede hacerse en vehículos areneros, le recomendamos contratar los servicios de una agencia formal.

Reserva Nacional de Paracas: A 250 km de Lima (3 horas) y a una hora de Ica. Entre sus playas y formaciones rocosas refugia a lobos marinos, nutrias, delfines y más de 200 especies de aves entre pingüinos, flamencos, aves migratorias y aves guaneras. Para los amantes de la fotografía paisajística, la observación de la naturaleza y las caminatas. No olvide visitar el museo de sitio, que conserva objetos como los famosos mantos y momias de la cultura Paracas.

Líneas de Nasca: A 104 km al sur de Ica (2 horas). Uno de los mayores enigmas arqueológicos en el mundo. Se trata de una serie de gigantescos dibujos zoomorfos, antropomorfos y geométricos trazados en el desierto, algunos de casi 300 metros de longitud, entre los que destacan la araña, el colibrí y el mono, que pueden apreciarse sobrevolando el área. Otra opción es recorrer la pampa a pie, entre algunas de las figuras y sorprenderse con la técnica utilizada por quienes las dibujaron.

CAHUACHI
A 30 km al oeste de Nasca (30 minutos). Este centro ceremonial perteneció a la cultura Nasca. Se trata de un conjunto de pirámides truncas de adobe; se distingue un patio y una amplia terraza con recintos techados. En las cimas de los templos mayores fueron halladas grandes habitaciones con decenas de columnas. Como las excavaciones continúan, el 2008 se descubrieron mates burilados decorados con vistosos colores. La mayoría de estas pirámides fue abandonada durante los siglos V y VI d.C

Museos y casonas:
– Museo Regional de Ica.
– Museo Didáctico Antonini (Nasca).
– Planetario María Reiche (Nasca).
– Museo de Sitio de la Reserva Nacional de Paracas.
– Viña Tacama, bodega Ocucaje (Ica).
– Hacienda San José (Chincha)

Iglesias: El terremoto de agosto del 2007 afectó seriamente iglesias como la del Señor de Luren, lo que obligó al traslado de la imagen a un local especialmente acondicionado. La catedral de Ica, de decoración barroca en su interior, también sufrió serios daños. Otras iglesias como la catedral de Pisco y capillas coloniales fueron destruidas por el sismo.

Cachiche: A 4 km al suroeste de la ciudad de Ica (5 minutos). Cuenta la tradición que era un pueblo famoso por sus brujas, quienes curaban toda clase de males y daños. Se puede observar la palmera de las siete cabezas, nombre popular que se ha dado a esta palmera de cuyo tronco salen 6 palmeras más.

Los Frailes: A 5 km al este de Ica. Este complejo megalítico es un conjunto de rocas con formas extrañas originadas por la acción del viento. Destacan las figuras de la tortuga, la cabeza del mono, el sapo y el astronauta. Se puede visitar también un mirador natural desde donde se observa toda la ciudad de Ica.

¿Qué visitar fuera de la ciudad?

Reserva Nacional de Paracas: A 250 km de Lima (3 horas) y a una hora de Ica. Entre sus playas y formaciones rocosas refugia a lobos marinos, nutrias, delfines y más de 200 especies de aves entre pingüinos, flamencos, aves migratorias y aves guaneras. No olvide visitar el museo de sitio, que conserva objetos y momias de la cultura Paracas.

Playas: En Paracas hay playas ideales para la práctica de deportes acuáticos como el windsurf y la pesca deportiva. Si su idea es descansar, le recomendamos Lagunilla, La Mina y El Chaco. Es posible trasladarse entre ellas a pie o paseando en bote.

Islas Ballestas: Ubicadas fuera del área de la Reserva de Paracas. Constituyen el hábitat de una gran variedad de aves y lobos de mar, que pueden observarse fácilmente desde una lancha a motor. Esta excursión es una de las más habituales desde Paracas. Le recomendamos llegar muy temprano a la ciudad de Pisco (o pasar la noche allí) pues los paseos en bote se realizan en las mañanas, aproximadamente a partir de las 7am.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *