Centro Histórico de Lima



Lima, capital del Perú y conocida también por el nombre de la Ciudad de los Reyes, fue fundada por el conquistador español Francisco Pizarro el 18 de enero del 1535; su Centro Histórico es un lugar básico para poder comprender y apreciar su pasado colonial. El Centro Histórico de Lima, además de destino inicial para conocer el Perú, es considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde 1988.

El Centro Histórico de Lima lo conforman los distritos de Cercado y el Rímac, en ambos podremos hallar construcciones en las que destacan casonas, museos, plazas, conventos e iglesias que datan del siglo XVII y XVIII, así como hallazgos arquitectónicos, por lo general de estilo barroco, que con el paso del tiempo han perdurado y forman parte del sello de identidad de la ciudad.

Dentro del Centro Histórico de Lima podremos observar y conocer diversos atractivos turísticos, aunque los principales -si es que deseamos descubrir esta entrañable capital del país de los Incas- son las siguientes:



  • La Plaza Mayor de Lima:

Tiene forma de un amplio cuadrilátero que el mismo Francisco Pizarro mandó a realizar cuando se fundo esta misma ciudad.

Se caracteriza por poseer una pileta de bronce que data de 1650, además de apreciar en sus alrededores otras importantes edificaciones, como El Palacio de Gobierno, La Catedral de Lima y El Palacio Municipal.

La Plaza Mayor ha sido remodelada varias veces, y el mejor momento para poder visitarla es por la noche, cuando se ve la gran iluminación del parque y de los alrededores, que impresiona a turistas nacionales y extranjeros.

  • La Catedral de Lima:

De todas las edificaciones religiosas de la capital del Perú, La Catedral de Lima es la más importante, ya que Pizarro mismo fue el encargado de poner la primera piedra para su posterior construcción cuando fundó la ciudad; en la Catedral descansan sus restos.

Dentro de esta construcción se puede observar una mixtura de estilos arquitectónicos, además de una gran variedad de imágenes religiosas, como la imagen de Nuestra Señora de la Asunción o La Virgen de la Evangelización, esta última coronada por el Papa Juan Pablo II en su visita en 1985.



  • Convento de San Francisco de Asís:

Su gran atractivo radica en las visitas guiadas a la zona de la Cripta de San Francisco, por debajo del convento, más conocidas como Las Catacumbas, una serie de bóvedas subterráneas de estilo romano que sirvieron como cementerio en la época colonial para miembros de la hermandad católica y otros. Se cree que están enterradas allí más de 25 mil personas.

Otras atracciones que puedes conocer durante tu recorrido por el Centro Histórico de Lima son El Convento de los Descalzos, que conserva diversas pinturas de la Escuela Cuzqueña y Quiteña; también puedes optar por conocer La Plaza San Martín, donde se puede ver la estatua de Don José de San Martín, libertador del Perú, expuesta en la primera imagen de este artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *