Isla del Sol: La isla sagrada de los Incas



Cuenta la leyenda peruana que el dios Inti no estaba contento con las cosas que sucedían en la Tierra y decidió tener dos hijos, Manco Capac y Mama Ocllo, ellos nacieron en la Isla del Sol, con el fin de que quienes habitan la Tierra aprendiera los principios de la civilización, siendo éste el lugar donde se inició el Imperio Inca y su dinastía. Por lo tanto, este es un lugar lleno de historia.

Me llamo Valentina De la Sotta, tengo 20 años y estudio Periodismo en la Universidad de Playa Ancha. El verano pasado junto a cuatro amigos y mi novio emprendimos viaje a recorrer Bolivia y Perú, y en este recorrido llegamos a la maravillosa Isla del Sol, la isla más grande del Lago Titikaka. Un lugar sagrado para la cultura inca.

Nuestra visita al lugar fue de solo un día, nos alojabamos en Copacabana, una pequeña ciudad de Bolivia con orilla al lago, desde ahí salían botes y lanchas que te llevaban a la isla.



Existen “packs” turísticos, que consisten en llevarte a la Isla del Sol Norte y Sur, y devolverte a Copacabana con un costo que parte de los 30 soles ).

Hay que considerar distintas cosas al momento de visitar la Isla del Sol.

Primero, algo que para una como viajera es negativo, es que te cobran por todo, pero considerar que estos ingresos son la forma con la que se sustentan quienes viven en el lugar. Segundo, yo fui por el día, pero definitivamente volvería en una segunda oportunidad para quedarme por unos días ahí (y espero que quien vaya tenga la oportunidad de quedarse). El lugar es preciso para acampar, en la playa, en algún camping pagado, o donde tu quieras disfrutar el lugar. Aún así también hay hostales.

Aún con ese frío matutino llegamos a la primera parada, aquí te cobran otro ticket que sale 10 soles , este permite el acceso al Museo del Oro de la Ciudad Sumergida y recorrer la Isla del Sol Norte. En este trayecto encontramos las  Ruinas de Challa y Ch’uxuqullu, la Roca de Puma, el Templo de Pilcocaina y  el Chincana o laberinto. Además de animales y paisajes maravillosos. La ruta consiste en un trekking de una hora aproximada, que siempre se alarga con las fotos, el guía turístico y el disfrutar.

Nosotros compramos el ticket de la lancha el día anterior ya que sale temprano en la mañana y los cupos se llenan.



Nuestro tour consistía en tomar el transporte en la playa de Copacabana y llegar a Challapampa, o Puerto Norte de la isla, después de 1 hora y media aproximadamente.

En lo personal, el viaje en lancha hasta allá fue inolvidable, era temprano en la mañana y decidimos irnos en la parte superior de la lancha (en el techo, al aire libre), en lo que avanzabamos el frío era mas intenso y como no bastaba con eso, empezó una lluvia torrencial, y tuvimos que comprar capas para la lluvia y abrigarnos. Como consejo puedo decir que se vistan en capas, para abrigarse y desabrigarse a medida que sea necesario.

Cuando terminamos este recorrido, en la Isla del Sol Norte nos tocó decidir si llegar hasta el puerto sur caminando o devolvernos lo recorrido y tomar la lancha que te lleva hasta allá. Para llegar a la Isla del Sol Sur te cobran un tipo de “peaje” de 10 soles y es un trekking de 180 minutos aproximadamente. Nosotros optamos por irnos en la lancha. Cuando llegamos nos encontramos con un puerto mucho más pequeño y menos que recorrer. Aquí nuevamente te cobran un acceso de 10 soles ($1000 pesos chilenos) que permite estar en el Jardín del Inca y subir la escalinata de Yumani, este extremo de la isla es un buen lugar para descansar lo recorrido.

Ya cansados y maravillados por todo lo que recorrimos, emprendimos nuestro viaje de regreso en la lancha, 1 hora y media más de vuelta a Copacabana. Todo un día recorriendo una zona llena de cultura originaria.

OJO: Algo importante si optas por ir por el día es estar atento con los tiempos que dan los tour, ya que si tu lancha se va tendrás que pagar por otra para devolverte.

Espero que quién visite este lugar logre conectarse y sentir las energías de la cultura inca, ya que existen distintas ruinas y lugares sagrados. Un lugar para distintas postales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *